La Térmica acoge hoy un taller dirigido a colectivos vulnerables y a profesionales con el objetivo de informar sobre las formas de violencia utilizadas a través de las redes sociales y teléfono móvil

La Diputación de Málaga, a través de la delegación de Igualdad e Innovación Social, ha ofrecido esta mañana un taller sobre detección y prevención de la violencia de género a través de las tecnologías de la información y la comunicación. Una iniciativa pionera en Andalucía que se enmarca en las actividades programadas por la institución provincial con motivo del 25 de noviembre, Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer.

La Diputación ha acogido este encuentro que ha reunido a una treintena de personas pertenecientes a colectivos vulnerables, psicólogos, asociaciones de mujeres, así como a profesionales de las fuerzas y cuerpos de Seguridad del Estado, con el objeto de dar a conocer las distintas formas de violencia que pueden ejercerse a través de las nuevas tecnologías y sus efectos.
Mata ha subrayado la importancia de estos encuentros formativos e informativos fundamentales para la erradicación de esta lacra social. “Las nuevas tecnologías facilitan en muchos aspectos nuestra vida diaria pero también han incidido en la forma en la que se relaciona o consume la sociedad, prueba de ello es la aparición de nuevas formas de acoso que se amparan en el anonimato. Hablamos de la ciberviolencia de género, donde se utilizan las nuevas tecnologías como internet o redes sociales, entre otras, para amenazar, acosar o difamar a una mujer”, ha manifestado la diputada. Asimismo, ha destacado que este encuentro que se ha celebrado en la capital ha sido el primero, ya que debido a su relevancia, también se celebrará próximamente en las distintas comarcas de la provincia.
Con una amplia experiencia en ciberseguridad y tratamiento de pruebas digitales, Ainoa Celaya, ingeniera de telecomunicaciones y perito judicial TIC, ha sido la encargada de impartir el taller en el que ha dado a conocer los factores de vulnerabilidad, riesgo y de protección en las mujeres ante la violencia a través de las redes y el teléfono móvil y dotar a los asistentes de las habilidades y herramientas básicas para la prevención y detección de este tipo de situaciones.
Además, los asistentes han podido aprender a detectar, preservar y presentar correctamente las evidencias o pruebas digitales para que sean admitidas en un proceso judicial, evitando su impugnación.
Tal y como ha expresado Celaya, su exposición se ha centrado en los tres pilares fundamentales en los que se ha basado el taller relacionado con la violencia de género a través de las nuevas tecnologías: la detección, ya sea desde un punto de vista personal o técnico; la protección, aplicar medidas para evitar que suceda; y la actuación, para posibles denuncias es imprescindible garantizar la cadena de custodia y la veracidad de las pruebas digitales para que no puedan ser impugnadas e invalidadas posteriormente en un juicio.
Finalmente, la vicepresidenta y diputada de Igualdad, Ana Mata, ha incidido en la especial vulnerabilidad de la juventud ante esta nueva manifestación de violencia de género que aunque afecta a mujeres de todas las edades, es especialmente llamativa en la adolescencia, al usar las redes sociales como forma habitual de comunicación.