(UATAE-Andalucía) pide ayudas específicas para el sector.

Se trata de un respaldo de las medidas solicitadas por Elite Taxi

La Unión de Autónomos UATAE-Andalucía ha pedido que las administraciones no se olviden de los profesionales del taxi en sus planes para paliar los efectos del Covid-19. Se trata de un sector que ya está perdiendo hasta un 85% de sus ingresos, según algunos cálculos, por lo que, en un comunicado, la organización de autónomos andaluces respalda a las entidades representativas del sector en sus reivindicaciones ante todas las instituciones competentes; concretamente, la asociación Elite Taxi, fundamentalmente en los territorios de Córdoba, Granada y Málaga provincia, y la Federación Andaluza Élite Taxi.

La primera batería de peticiones se dirige a los ayuntamientos, que pueden mejorar la situación de los taxistas tomando medidas como la reducción del número de taxis que circule cada día por las ciudades andaluzas. Con ello, se podrían conseguir diversos objetivos, como por ejemplo mejorar la seguridad en su quehacer diario. Esta reducción de la flota también serviría para paliar los gastos de los autónomos y favorecer la comprobación de las pérdidas que están sufriendo, lo cual facilitaría su acogida al cese de actividad para recibir ayudas estatales. En este ámbito municipal, los autónomos piden la exención de tasas municipales mientras dure el estado de alarma.

UATAE-Andalucía incluye a estos trabajadores autónomos en su petición de ayudas directas que ha realizado a la Junta de Andalucía. Se trata de cantidades económicas para cubrir parte de  los gastos estructurales de la actividad. En el caso de los taxistas, se pide, además, una ayuda específica y sectorizada, como es la subvención de un porcentaje en el combustible que gastan diariamente.

Pepe Galván, Secretario General de la Unión de Autónomos en Andalucía, cree que “los profesionales del taxi en Andalucía necesitan una ayuda coordinada de las instituciones y que sea considerado de una vez como un sector esencial para nuestras ciudades y pueblos”.

De igual manera, solicitan que se atienda al sector en lo que se refiere a las medidas de seguridad mínimas para el desempeño de su trabajo. “Es inadmisible, según Galván, que los profesionales hayan sido olvidados a la hora de repartirles mascarillas, guantes o productos de higiene, y que no se hayan diseñado protocolos de actuación para la profesión; por no tener, no disponen ni de lugares reseñados para ir al servicio”.

Las peticiones de UATAE se han dirigido a instituciones municipales que ya están respondiendo positivamente, decretando aplazamientos de tasas, y también al Gobierno central, pidiendo que sus medidas alcancen a todos los autónomos y a ámbitos como la exención de la cotización mientras dure el estado de alarma.

Pepe Galván señala que “hay que poner en valor la solidaridad demostrada por los taxistas, ofreciendo sus servicios gratuitamente para trasladar al personal sanitario a sus centros de trabajo, por lo que no se les puede dejar atrás en estos momentos difíciles para todos”.

Print Friendly, PDF & Email