(Diputación) Las delegaciones que coordina el vicepresidente primero contarán con 19,5 millones de fondos propios y sufragarán avales para que el tejido empresarial pueda acogerse a líneas de financiación por 85 millones de euros y a programas europeos por tres millones de euros

Juan Carlos Maldonado destaca la importancia de inyectar liquidez y ayudas para reactivar la actividad de empresas y autónomos de la provincia y para contribuir a la contratación de desempleados

Las actuaciones, de las que se beneficiarán 5.000 entidades y personas, se centrarán en tres ejes: contribuciones directas, capacitación y formación y campañas de promoción de productos y de nuevos canales de venta

La Diputación de Málaga, a través del área de Desarrollo Económico y Social, movilizará hasta 107 millones de euros para favorecer la recuperación de la actividad de empresas y autónomos y la contratación de personas desempleadas. Esta medida forma parte del plan extraordinario de inversiones y actuaciones ‘Plan Málaga’, puesto en marcha por la institución provincial para hacer frente a la grave crisis provocada por la covid-19.

El vicepresidente primero de la Diputación de Málaga y responsable del área de Desarrollo Económico y Social, Juan Carlos Maldonado,  ha anunciado que el servicio de Empleo ultima las negociaciones para firmar un convenio con la Confederación de Empresarios de Andalucía y la Sociedad de Garantía Recíproca de Andalucía para sufragar el coste de los avales que posibiliten a las pymes y autónomos acceder a líneas de financiación por un importe de 85 millones de euros.

Y, además,  ha añadido que se prepara un convenio con la Cámara de Comercio de Málaga para aportar la parte de financiación nacional a determinados programas europeos y que pondrán a disposición más de tres millones de euros para subvenciones a empresas y autónomos para acometer un salto digital y adaptarse a la nueva realidad del teletrabajo.

“Contando esos 85 millones por un lado, y esos 3 millones por otro, nos da un total de 88 millones de euros nuevos, obtenidos gracias a la gestión realizada por esta Vicepresidencia primera. Si a ellos les sumamos a los 19,5 millones de euros con los que ya contábamos y anunciamos este pasado martes, estamos multiplicando por cinco nuestro presupuesto. Ponemos sobre la mesa 107 millones a disposición de la sociedad malagueña y de su tejido productivo”, ha señalado.

“Hablamos de una cifra nueva, que anunciamos hoy. Estamos multiplicando por cinco nuestro presupuesto al servicio de los malagueños. 107 millones de euros. Una cifra más que importante que, como digo, gracias al trabajo realizado por este Área de Desarrollo Económico y Social,  ponemos sobre la mesa en el Plan Málaga  de la Diputación, con el objetivo de inyectar liquidez a las empresas y recuperar el empleo”, ha recalcado.

Juan Carlos Maldonado ha detallado las actuaciones que se pondrán en marcha dentro del ‘Plan Málaga’ en el área que gestiona, que incluye las delegaciones de Desarrollo Económico Sostenible, Empleo y Formación y Educación, Juventud y Deportes. Será un total de 19.481.505 euros, lo que supone un incremento del 144% respecto a la previsión presupuestaria inicial de este año, cifrada en 7.981.505 euros. Del total, 11,5 millones de euros corresponden a la aportación extraordinaria de este plan de contingencia y otros 7,9 millones proceden de la reestructuración del presupuesto orgánico de este año y que estaban destinados inicialmente a otros fines de dinamización del tejido productivo.

El vicepresidente primero ha explicado que un 90,5% del presupuesto global del área, es decir, 17.636.020 euros, se destinará a inyectar de liquidez a los autónomos, pymes y empresas de la provincia para recuperar el empleo perdido y paliar las consecuencias negativas que esta pandemia ha tenido en el tejido productivo, agroalimentario y hostelero malagueño.

“Vamos a destinar ese dinero -ha añadido- a un proyecto, denominado ‘Triple C’, con tres ejes: la primera ‘c’, para contribuciones directas de emergencia a las empresas, para dotarlas de liquidez y ayudas para la contratación de trabajadores; la segunda ‘c’, para capacitación y formación de empresas y trabajadores para que vuelvan a la normalidad con todas las garantías higiénico sanitarias necesarias, así como para el desarrollo de nuevo modelos de negocio; y la tercera ‘c’ dedicado a concienciación y comercialización, con campañas de promoción y puesta en valor del sector agroalimentario, productivo y hostelero de la provincia que devuelva la confianza al consumidor”.

Subvenciones a empresas y autónomos

Por lo que se refiere a las contribuciones directas, Juan Carlos Maldonado ha destacado que se concederán contribuciones directas, a través de subvenciones sin concurrencia competitiva hasta agotar el presupuesto, por valor de 13.415.723 euros, de las que se podrán beneficiar cerca de 5.000 empresas, autónomos y personas desempleadas.

Casi la mitad de las ayudas (6.314.499 euros) se destinará para ayudas de emergencia y rescate de empresas y autónomos y las empresas de todo el tejido productivo de la provincia, empresas agroalimentarias, el sector de la hostelería y federaciones y clubes deportivos afectados.

Ahí se incluyen ayudas para restaurantes, comercios, autónomos  y empresas que se hayan visto obligados al cierre por el estado de alarma, para hacerle frente a gastos como la luz, el agua o el alquiler durante el tiempo que han estado cerrados. También  subvenciones para las empresas productoras, transformadoras y comercializadoras de alimentos de la provincia de Málaga, que se han mantenido abiertas, pero se ven obligadas a adaptar su actividad a la nueva situación y tienen que invertir en material de seguridad. Y ayudas para clubes y federaciones que tengan que adaptar sus instalaciones a las nuevas exigencias derivadas de la covid-19.

Paralelamente, habrá subvenciones para la contratación de personas en paro que se hayan visto inmersas en un ERE, que hayan perdido su trabajo por motivos del estado de alarma y para parados de larga duración. El importe global de estas ayudas pueden llegar hasta los 13.200 euros para cada empresa por contrato.

Y, por otra parte, también se concederán subvenciones a las cuotas de autónomos, durante 12 meses, para aquellos que se hayan visto obligados a interrumpir su actividad o que hayan visto mermada su facturación como consecuencia del estado de alarma. Estas ayudas pueden llegar hasta los 3.434 euros anuales.

Capacitación y formación

Respecto al segundo bloque de actuaciones,  la segunda ‘C’, el vicepresidente primero de la Diputación también ha concretado que se dispondrá de 2.720.297 euros para adecuar los sectores productivos, hostelero, agroalimentario y deportivo de la provincia a las nuevas exigencias derivadas tras el covid-19.  Así, en actuaciones enfocadas a los trabajadores y al empresariado, se invertirá en formación para evitar la propagación del virus en el nuevo entorno laboral y para la adaptación de las empresas malagueñas a la nueva realidad del mercado laboral.

“Vamos a centrar los esfuerzos en programas de formación para nuestras empresas y trabajadores para que regresen a la actividad laboral con todas las garantías higiénico-sanitarias que requiere la difícil situación que estamos atravesando, así como para el desarrollo de nuevos modelos de negocio que permitan a nuestro tejido productivo adaptarse a las nuevas circunstancias”, ha dicho Maldonado.

A estas cantidades hay que unir 1.590.297 euros procedentes de programas europeos de formación.

Campañas de promoción y comercialización

Juan Carlos Maldonado ha resaltado, respecto al último de los bloques que componen su ‘Proyecto Triple C’, que se trabajará en la promoción de los productos malagueños y en nuevos canales de venta cara a favorecer la digitalización de las empresas.

En este caso, ha detallado que se destinarán 1.500.000 euros “para la mejora de la promoción de los sectores agroalimentario y hostelero mediante campañas e iniciativas enfocadas a poner en valor el trabajo que realizan nuestros productores y empresas y devolver la confianza en Málaga como un destino gastronómico seguro y de calidad”.

En el apartado de digitalización, ha señalado que la gran apuesta de ‘Sabor a Málaga’ es la puesta en marcha de un Market Place, una plataforma de venta online donde se pueda adquirir toda la despensa malagueña a golpe de click.

“Saben ustedes que buena parte del tejido agroalimentario malagueño son pequeñas empresas, muchas veces autónomos, que han basado su modelo de negocio en la venta tradicional y que ahora necesitan avanzar en el ámbito digital para garantizar su sostenibilidad”, ha dicho.

Maldonado ha concluido su intervención asegurando que  todas las propuestas incluidas en el presupuesto del Área de Desarrollo Económico Social, han sido consensuadas con todos los actores implicados, así como sus socios de gobierno en la Diputación y el resto de partidos que forman la corporación supramunicipal.

“No es momento para ideologías o intereses partidarios. Estamos viviendo una crisis sanitaria y económica que nos está azotando gravemente y nuestra única prioridad debe ser pensar en el mejor futuro posible para la provincia”, ha finalizado

Print Friendly, PDF & Email