El Consorcio de Transporte Metropolitano del Área de Málaga (CTMAM) ha puesto en marcha una nueva línea de transporte a la demanda que cubre los municipios de Alhaurín de la Torre, Málaga (Churriana, Plaza Mayor y zona de Los Álamos) y Cártama (paradas de Santo Cristo, San Rafael y Jardincillo), ha informado hoy la delegada territorial de Fomento, Infraestructuras, Ordenación del Territorio, Cultura y Patrimonio Histórico, Carmen Casero.

Se trata de la línea M-136 Cártama-Alhaurín de la Torre-Los Álamos y al ser a demanda el usuario decide cuándo y desde qué parada acceder a esta línea de autobús.

Carmen Casero ha explicado que el CTMAM fue pionero en la implantación de una línea de transporte a la demanda a nivel nacional hace un año y medio mediante la línea M-153 (Hospital de Cártama-Cártama Pueblo-Cártama Estación-Maqueda), cuyos resultados han sido satisfactorios durante este período. De hecho, durante el período del estado de alarma, ha sido la línea con menor disminución de viajeros de todas las existentes en el ámbito metropolitano (en torno al 22% en promedio de disminución, frente al 92% del conjunto de rutas, en el período que va del 15 de marzo al 31 de mayo).

La nueva línea a la demanda integra a tres rutas anteriores: las dos rutas urbanas del municipio de Alhaurín de la Torre, M-101 y M-102, y la ruta M-136 de la conce-sión VJA-165, cuyo titular es la empresa Autocares Vázquez Olmedo.

Esta novedosa forma de gestión a la demanda supone que dejarán de prestarse servicios con horas fijas de paso por las paradas, y en su lugar, el cliente, descargándose la aplicación denominada MUFMI o llamando al teléfono 91 1010 100, solicitará al autobús que lo recoja en una de las paradas de la línea M-136 Cártama-Alhaurín de la Torre-Los Álamos e informará cuál es su parada de destino.

Con esta información, el autobús llegará a la parada solicitada, recogerá al viajero y realizará el trayecto, conforme a las peticiones de los viajeros, buscando el recorrido más rápido para llevarlos a su destino.

No existen horarios fijos de paso, sino dos periodos de tiempo en el que el servicio estará disponible, de lunes a viernes laborables: de 9:00 a 14:00 y de 16:30 a 19:00.

La aplicación MUFMI con la que se realizarán las reservas se ha adaptado específicamente a los nuevos requisitos de seguridad sanitaria provocados por COVID-19, ya que limita automáticamente el número de personas que pueden viajar simultáneamente en un determinado servicio, adecuándose al porcentaje de ocupación legalmente permitido que se establezca en la normativa vigente, lo que evitará que se produzcan esperas innecesarias por parte de los clientes del servicio, en los casos en que todas las plazas disponibles estén ya cubiertas.

El transporte a la demanda es una mejora respecto a la situación previa porque ofrece flexibilidad, ahorro de tiempo, comodidad y calidad. En cuanto a la flexibilidad, el cliente puede solicitar el servicio a la hora que desee, dentro de las dos franjas de horarios antes comentadas.

Respecto al ahorro de tiempo, con este sistema de transporte a la demanda, los viajes serán más cortos, porque el sistema buscará la ruta más rápida para ir de la parada de origen a la parada de destino. De no existir solicitudes de viajes intermedias, no será necesario recorrer todas las paradas antes de llegar al destino.

Otras de las ventajas son que mediante la aplicación móvil, se tendrá información permanente y en tiempo real de la hora estimada de recogida y llegada al destino, así como de la visualización de la posición del vehículo. Además, es posible solicitar el servicio desde cualquier teléfono, bien desde la app MUFMI, o bien llamando al teléfono 91 1010 100.

Igualmente, pese a que se trata de un servicio de transporte totalmente personalizado y ajustado a las necesidades del usuario, se conservan las tarifas del marco tarifario del transporte público, con importantes descuentos si se abona el viaje con la tarjeta de transporte (0,99€ para viajes de cero saltos, y 1,13€ para los viajes de un salto).

Por último, también suponen ventajas medioambientales, dado que el autobus sólo se desplaza si hay viajeros que lo requieran, lo que supone que se ahorrarán emisiones a la atmósfera al evitarse circular sin pasajeros.

Print Friendly, PDF & Email