(Eduardo Madroñal Pedraza) El presidente Sánchez ha hablado estos días de la necesidad de un plan de regeneración democrática, que considera “uno de los desafíos más trascendentes”, para lo que propondrá “medidas y acciones para reforzar y prestigiar la democracia”. Pero ¿de qué regeneración democrática hablamos? ¿Es un problema de “bulos y desinformación, de insultos y la máquina del fango”, o el problema es la participación política de los ciudadanos, la ley Mordaza, el trato a los inmigrantes, la financiación de los partidos, los corruptos y los corruptores?

Ampliar la democracia

La escasa participación política de la ciudadanía -más allá de poder depositar su voto en las elecciones- genera desánimo en la gente. Recortes Cero plantea que las Asambleas de Electores sean órganos de control de las decisiones de los políticos y de expresión de las demandas ciudadanas -en todos los niveles, nacional, autonómico y municipal- y desde el inicio de cada legislatura hasta su finalización, con medidas como la utilización de los referendos para refrendar o no las distintas decisiones políticas.

Unas Asambleas de Electores donde los cargos públicos rindan cuentas ante los votantes, y tales asambleas tengan la capacidad de destituirlos si incumplen sus compromisos. Esto sí es una verdadera regeneración democrática.

Hay que derogar la ley Mordaza -que vulnera 12 artículos de la Constitución, desde el derecho a la tutela judicial efectiva, hasta los de manifestación, de reunión y de expresión- con prácticas como registros corporales sin justificación, y posibles sanciones por manifestarse ante el Congreso y por filmar a un policía.

Democracia también para los inmigrantes

Recortes Cero considera injusto el reciente acuerdo inmigratorio de la Unión Europea. Y exige la regularización ya de todas las personas inmigrantes, promoviendo la regularización de las personas en situación irregular, convirtiéndolas en cotizantes a la Seguridad Social, con los mismos derechos y deberes que el resto de los ciudadanos españoles, garantizando la igualdad salarial de los inmigrantes con el resto de los trabajadores y su pleno acceso a los servicios públicos.

Los grandes partidos políticos viven del dinero público

Actualmente la financiación principal de los partidos parlamentarios proviene de las subvenciones públicas que reciben, dependiendo del resultado electoral. Es decir, todos los que pagamos impuestos sostenemos a todos esos grupos parlamentarios. Con el agravante de que fortalecemos a los más grandes para que sigan siendo los únicos mayoritarios. Recortes Cero propone, lo que ya hace, que los partidos no vivan de las subvenciones públicas -quien paga manda-, sino que las organizaciones políticas se autofinancien con las cuotas de la afiliación y aportaciones no dominantes. Porque la práctica actual es injusta -por ser un derroche de dinero público- y antidemocrática.

Además, Recortes Cero plantea que es necesario acabar con el despilfarro del dinero público. Y, junto a la eliminación de la financiación de los más destacados partidos, habría que terminar con otros gastos públicos superfluos.

Que corruptos y corruptores devuelvan lo robado

Estos días estamos asistiendo al proceso judicial y parlamentario de un caso de corrupción por las mascarillas durante los inicios de la pandemia. Se persigue a los corruptos. Eso está bien. Pero no se investiga a los corruptores. Eso está mal. Porque los corruptores son los que se llevaron los principales e inmensos beneficios.

Recortes Cero propone la reforma del Código Penal para que, en los casos de corrupción, tanto los corruptos como los corruptores sean tratados como crimen organizado. Hay que investigar a los corruptos, pero también a los corruptores, es decir, a los responsables que hay detrás de las tramas de corrupción.

Estamos hablando de, por lo menos, 90.000 millones de euros de corrupción cada año, es decir, la equivalencia a la creación de más de 2 millones de empleos. Y es difícil encontrar un caso de corrupción que no aparezca vinculado a grandes empresas que cotizan en el IBEX35, pero nunca se persigue ni se juzga a los corruptores ‘beneficiarios’ de estos casos de corrupción.

Recortes Cero propone el establecimiento de las medidas legales necesarias para que tanto los corruptos como los corruptores devuelvan el dinero robado, y que, para ello, se les pueda exigir su propio patrimonio acumulado. Porque es clave que nos devuelvan nuestro dinero aportado al Estado mediante nuestros impuestos.

Y para acabar con la corrupción es imprescindible terminar con la prescripción de tales delitos económicos y fiscales.

Hay que erradicar la corrupción

Las instituciones a todos los niveles deben dar una respuesta efectiva frente a la corrupción. Recortes Cero ha presentado una petición de amparo ante el Defensor del Pueblo, y dos peticiones, respectivamente, ante el Congreso y el Senado para que en las llamadas comisiones de investigación comparezcan no sólo los corruptos sino también los corruptores. En este caso, ha pedido al Senado que se incluya a las empresas que supuestamente puedan estar vinculadas o puedan haberse beneficiado de los casos de corrupción. Hay que extender esta misma exigencia a los parlamentos autonómicos.

Eduardo Madroñal Pedraza

Print Friendly, PDF & Email