EL 40% DEL PROFESORADO PRESENTA ANSIEDAD, DEPRESIÓN Y DESESPERACIÓN

El Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga ha presentado hoy las conclusiones del Barómetro Internacional de la Salud y del Bienestar del Personal de la Educación, así como el informe cualitativo de la Fundación 1.º de Mayo “La salud mental en la educación” y las propuestas sindicales respecto a este diagnóstico. La principal conclusión de este estudio es que el exceso de ratio en las aulas unido al aumento de horas lectivas afecta a la salud mental de personal docente. Entre los datos, uno de los más graves es que el 40% del profesorado presenta ansiedad, depresión y desesperación. Por ello, ha exigido priorizar la salud mental y valorar el trabajo del personal docente para combatir la ansiedad y la depresión. Asimismo, han denunciado que los temas de salud mental en educación están invisibilizados y es hora de darles la visibilidad que se merecen.

La rueda de prensa de hoy ha sido presentada por la secretaria general del Sindicato de Enseñanza de CCOO de Málaga, Yolanda Gamero, quien ha estado acompañada de Alejandro Morales Izquierdo, responsable Salud Laboral de la Federación de Enseñanza de Andalucía, Rafael Páez, responsable de Salud Laboral de FECCOO, Cuqui Vera, secretaría de Internacional de la Federación de Enseñanza de CCOO y Pablo García de Vicuña, director del Instituto de estudios educativos y sindicales de la Fundación 1.º de Mayo.

Todos ellos han destacado que las altas ratios en las aulas, el exceso de horas lectivas, junto con la falta de recursos y de profesionales necesarios para atender la diversidad que existe en los centros, repercute muy negativamente en la calidad de la educación y en las condiciones laborales de sus trabajadores y trabajadoras lo que afecta negativamente a su salud, especialmente a su salud mental.

Por ello, los asistentes a este acto informativo han exigido “priorizar la salud mental del personal docente y laboral que trabaja en centros educativos y valorar la labor que estos desempeñan, para contribuir a reducir los problemas de ansiedad y depresión que en España afectan a dos de cada tres profesionales”. A su vez, han denunciado que los temas de salud mental en educación están invisibilizados y es hora de darles la visibilidad que se merecen.
En el caso del personal docente, han recordado que este colectivo ha tenido que adaptarse a un entramado de exigencias y responsabilidades cada vez más elevadas, una falta de reconocimiento social y, en general, a un empeoramiento de sus condiciones laborales a causa de los recortes y de la sobrecarga de trabajo. Esta situación, que ha empeorado tras la pandemia, está provocando un aumento en el número de bajas por enfermedades relacionadas con la salud mental.

Durante este acto informativo, los asistentes han ido desarrollando las conclusiones del Barómetro Internacional de la Salud y del Bienestar del Personal de Educación, elaborado entre 11 países y en el que han participado más de 26.000 personas, de ellas unas 3.000 de España. Este estudio refleja que el 40% del profesorado presenta ansiedad, depresión y un alto grado de desesperación; el 65% está estresado; el 84% no se siente reconocido ni valorado; el 25% ha sido víctima de violencia y el 44% ha sido testigo de algún caso. En cuanto a los agresores, un 14% son alumnos, un 12% familiares y un 1,7% personal.

Pese a todo, el 84% de los encuestados dicen haber ido al trabajo enfermo porque son conscientes de que las bajas no se cubren y no quieren dar más trabajo a sus compañeros.
En otra encuesta que realizó a principios de año CCOO de Educación, se identificó que casi un 60% de los trabajadores y trabajadoras de la educación no consideran gratificante su trabajo actualmente. CCOO entiende que el Departamento de Educación y las diferentes administraciones implicadas, tienen la responsabilidad de velar por el bienestar de los profesionales de la educación y, en general, de la comunidad educativa. Deben desarrollar, por tanto, políticas y estrategias de detección, prevención y actuación en salud mental y bienestar emocional. También han manifestado que es imprescindible que las administraciones públicas aumenten significativamente las partidas presupuestarias dedicadas a la educación para poder dotar de los recursos suficientes y así poder afrontar esta nueva realidad. A su vez, han denunciado el aumento de agresiones que sufre esta plantilla por parte del alumnado en los centros educativos, lo que también afecta negativamente a su salud.

Print Friendly, PDF & Email