El concejal Jorge Quero, representante del grupo en el Consejo de Administración de SMASSA, pide a la edil de Movilidad que «anule el nuevo contrato de recuperación, descontaminación y destrucción de coches» porque su licitación «está plagada de irregularidades», mientras que «este contrato concertado por el gerente que está bajo investigación policial», Manuel Díaz, «dejaría a 40 familias en la calle pese a que hay un compromiso de subrogación del Ayuntamiento»

El concejal socialista Jorge Quero ha advertido sobre «otro contrato sospechoso» en el seno de la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios de Málaga (SMASSA). Según el socialista, consejero de la entidad, el gerente de SMASSA «ha sacado a licitación un nuevo contrato del Centro de Recuperación de Vehículos que presenta supuestas irregularidades» y que, de salir adelante la licitación a una nueva empresa «que dejará a 40 trabajadores en la calle y sin compromiso de subrogación», pese a que en febrero de 2023 el pleno de la ciudad votó a favor de esta subrogación. La actual concesionaria, Grupo REDIA, trabaja con SMASSA desde hace 28 años para el desguace y destrucción de vehículos, dejaría así el testigo a Juncaril, una UTE «que no tiene personal suficiente ni las certificaciones necesarias para efectuar el servicio», ha explicado Quero.

El socialista se refiere a la adjudicación en el contrato de ‘Servicio de control, clasificación, descontaminación y destrucción de los vehículos al final de su vida útil’ trasladados al Depósito Municipal y Centro Autorizado de Tratamiento (C.A.T.) propiedad de la Sociedad Municipal de Aparcamientos y Servicios, S.A. «Hay 40 familias que perderán sus puestos de trabajo por no atender la solicitud de subrogación de trabajadores a través del Consejo de Administración en las bases de licitación», ha explicado el socialista. «Tenemos en nuestro poder información que genera muchas dudas sobre el proceso de licitación, la sombra de la duda planea sobre la transparencia de este proceso».

Sobre la certificación de la empresa Juncaril, la nueva adjudicataria, la Entidad Nacional de Acreditación (ENAC) ha señalado, a requerimiento del comité de empresa de SMASSA, que «la ISO 9001 aportada por Desguaces Juncaril, no es válida, ya que tras la consulta realizada, no cuenta con la acreditación de ENAC para el código IAF 39 (3900 – Actividades de descontaminación y otros servicios de gestión de residuos), necesario para acreditar el certificado ISO 9001». Además, «la ISO 45001 aportada por Desguaces Juncaril no es válida, ya que tras la consulta realizada a ENAC, la certificadora no cuenta con acreditación por ENAC para certificar la norma 45001». Luego, según el pliego de condiciones, «esta empresa no podría realizar la labor que Grupo REDIA y sus 40 trabajadores desempeñan desde hace 28 años».

Así lo ha manifestado el edil socialista pocos días después de que el grupo socialista se haya personado en el juzgado número 7 de Málaga que investiga irregularidades en la contratación de obras del aparcamiento público Pío Baroja, bajo las pistas deportivas del CEIP Valle-Inclán en el distrito Este. «SMASSA es una de las empresas más opacas del holding municipal y a su larga lista de irregularidades, que la propia concejal afirmó en pleno que se cometían por costumbre, ahora se suma un contrato para la recuperación de vehículos que a todas luces arroja más sombra a esta empresa pública», ha denunciado Quero.

El socialista ha pedido a la concejala del ramo, Trinidad Hernández, que «anule el contrato previsto para el día 15 de mayo». Lo ha expresado así tras reunirse con la actual plantilla del servicio de recuperación de vehículos en dependencias de SMASSA en el distrito de Campanillas. «Esta adjudicación está plagada de dudas», ha agregado por su parte. «Exigimos luz y taquígrafos». Teniendo en cuenta «la situación actual en la que se encuentra inmersa la gerencia de SMASSA, solicitamos a la concejala de Movilidad la paralización y, si está contemplado llevar la adjudicación al próximo Consejo de Administración, sea retirado del orden del día y se ponga luz y taquígrafos en este proceso. Nos dirigimos a la concejala porque el alcalde de Málaga solo ha tratado de tapar las tropelías del gerente, Manuel Díaz».

Desde el comité de empresa de SMASSA su presidente, Manuel Lima, ha mostrado «el máximo apoyo del comité a estos trabajadores, 40 familias por las que vamos a luchar para que no se queden en la calle, sin su puesto de trabajo». Según Lima, en esta nueva contratación «no se ha contemplado la subrogación que teníamos pactada con el Consejo de Administración a través de una moción que se aprobó en el Ayuntamiento de Málaga en febrero de 2023, con motivo de la municipalización de SMASSA. En ese pleno se dejó claro que todos los trabajadores, tanto internos como externos, quedarían subrogados en los nuevos contratos de servicios como éste».

José Antonio Cebrián es trabajador del Centro Autorizado de Tratamiento de SMASSA. «Este es mi trabajo desde hace 12 años. Y de repente, de la noche a la mañana, nos han dejado con muchas dudas sobre nuestra continuidad. Soy conductor para la descontaminación de vehículos, me gusta mi trabajo. Y ahora vemos que puede que nos veamos en. La calle porque va a cambiar la empresa concesionaria y no han dado muestras de subrogar a la plantilla que trabajamos aquí», ha zanjado.

Print Friendly, PDF & Email