Los socialistas urgen al equipo de gobierno local en Málaga a contener la proliferación de pisos turísticos porque «el metro cuadrado en venta vale ya más de 3.500 euros», expresan en un día en que «un alquiler en Huelin ha llegado a los 2.500 euros por 65 metros cuadrados, mientras que en Miraflores de los Ángeles se piden 900 euros por habitación»

El Grupo Municipal Socialista ha presentado una moción para pedir al Ayuntamiento «la mayor urgencia» para limitar la proliferación de viviendas turísticas porque la ciudad de Málaga «afronta una preocupante crisis habitacional». Por un lado, la Junta de Andalucía «no construye vivienda pública» porque «Moreno Bonilla ni está ni se le espera para dar cumplimiento a esta competencia autonómica», mientras que la falta de oferta, el aumento «exponencial de la demanda de un lugar en que vivir, la tensión generada por más de 25.000 demandantes de VPO y que Paco de la Torre no construye vivienda protegida está obligando a los malagueños a buscar una residencia a más de 50 kilómetros de su ciudad».

Así lo ha advertido el portavoz socialista, Dani Pérez, acompañado por los concejales socialistas Mariano Ruiz, Carmen Martín y Jorge Quero en una atención a medios en el barrio céntrico de Lagunillas, donde «se bajan persianas de negocios familiares para construir viviendas turísticas» y que se ha convertido en una de las zonas de la ciudad más afectadas por la gentrificación. «Esta mañana nos hemos desayuno una noticia que dice que en Huelin, un barrio trabajador, hay alquileres de 2.500 euros por una vivienda de 65 metros cuadrados, mientras que en Miraflores de los Ángeles, otro barrio trabajador, se alquilan habitaciones por 900 euros. Esta es la consecuencia de las políticas de vivienda de este ayuntamiento, con un alcalde plegado a la especulación en vez de garantizar los intereses de las familias», ha denunciado el líder socialista. Según Dani Pérez, «Paco de la Torre está cambiando a los extranjeros que pagan viviendas millonarias al contado por los malagueños de toda la vida».

Pérez también ha apuntado «a las nefastas políticas de vivienda de Moreno Bonilla en Andalucía», porque «mientras el Gobierno central paga a pulmón el 85% de las 1.300 viviendas públicas en Teatinos», concretamente en el sector R14 Universidad, «Moreno Bonilla no construye VPO, no hace ni una vivienda protegida, le da la espalda a los malagueños y malagueñas», ha aseverado. «En nuestra ciudad ha crecido el 64% el precio de la vivienda por encima de la media de nuestro país y esto sólo tiene un responsable, la parálisis del Partido Popular». Para el portavoz socialista en el Ayuntamiento de Málaga, «las competencias de vivienda están en manos de la Junta de Andalucía», por lo que pide a Moreno Bonilla, presidente regional, «que ponga sobre la mesa los mismos recursos que Pedro Sánchez con el Plan Estatal de Vivienda».

En igualdad de condiciones se ha expresado el responsable de Urbanismo en el PSOE, Mariano Ruiz, que firma la moción que se defenderá el próximo lunes en comisión municipal. «Málaga se está convirtiendo en una de las capitales españolas más caras para vivir, con los precios por las nubes y en auge», mientras que «los propios responsables municipales advierten a Paco de la Torre que el Ayuntamiento tiene que limitar la proliferación de pisos turísticos y construir vivienda protegida». Ruiz se refiere al coordinador de Vivienda y Urbanismo, José María Morente, alto cargo municipal que lo declaró así días atrás durante un congreso. Según el socialista, «el precio de la vivienda en Málaga capital ya duplica la media andaluza. Mientras en la capital el metro cuadrado supera los 3.500 euros, en la comunidad autónoma se limita a los 1.700 euros».

«Morente afirmaba con rotundidad que en el conflicto entre la actividad económica y la residencial debe primar el derecho a una vivienda digna y que son los ayuntamientos los que deben poner coto. Siguiendo este argumento afeó el pasotismo del ayuntamiento de Málaga que a sus ojos no tendría que haber esperado al decreto de la Junta, tal y como argumentaba este Grupo Municipal Socialista cuando manteníamos que quien tiene competencia para regularlos en el ámbito urbanístico es el ayuntamiento y alababa la gestión del ayuntamiento de Sevilla», ha agregado el socialista.

Mariano Ruiz se ha referido también al panorama actual del alquiler desde la incidencia de la vivienda turística. «Contamos con 32.468 plazas en viviendas turísticas en la capital según datos de Exceltur. Así, Málaga se sitúa solo por detrás de Madrid y Barcelona, con 59.111 y 41.681 respectivamente, ciudades bastante más grandes que la nuestra y con un peso relativo de estas viviendas mucho menor. No hay que olvidar que Málaga ha experimentado un incremento del 29,9% en el primer trimestre de este año en relación al mismo periodo de 2023, que en términos absolutos supone un aumento de 7.478 plazas sólo durante el último año». Para Ruiz, «el Ayuntamiento tiene margen de maniobra» y así lo pide en la moción del PSOE: «Han pasado ya dos meses desde que la Junta de Andalucía publicara su decreto que, tal y como preveíamos, dejaba la potestad de regulación de los pisos turísticos a los ayuntamientos que debían justificar la necesidad imperiosa, mientras que Paco de la Torre decía que el ayuntamiento no tenía potestad para regular. Eso fue hace dos años».

Ahora, «volvemos a perder un tiempo precioso, hemos conocido a través de los medios de comunicación que todo lo que se argumentaba desde el equipo de gobierno era falso. Hace escasos días se anunciaba que Urbanismo encargaba a una consultora sevillana la confección de un documento de análisis sobre el impacto que la implantación y proliferación de las llamadas Viviendas de Uso Turístico (VUT) está teniendo sobre el mercado de la vivienda, sobre el acceso a la misma por parte de los ciudadanos y sobre el precio del alquiler. Estudio que, según se argumenta, justificará las nuevas medidas para limitar estas viviendas por zonas de la ciudad en función de su proliferación». Se trata de la misma empresa que ha confeccionado el plan de vivienda pública del Ayuntamiento de Málaga que, según el informe, destinaría sólo el 8% de la financiación necesaria para pagar las obras, mientras que el resto lo pondrán empresas privadas y el resto de administraciones». Ruiz ha defendido el papel de «trabajadores de Urbanismo, que deberían realizar con medios de la casa este tipo de informes, en vez de pagar 15.000 euros a una empresa privada sevillana para que nos diga lo que ya sabemos, que Málaga está tensionada en precios del alquiler».

Mariano Ruiz ha explicado los cinco puntos de la moción, que se espera que salga adelante «porque es un texto propositivo y útil para la ciudad de Málaga». Se pide que sea Urbanismo quien acometa los informes sobre la presión de la vivienda turística en el mercado del alquiler en Málaga; que se suspenda la concesión de licencias para viviendas turísticas has que se imponga medidas al respecto; llevar a cabo una modificación del PGOU para regular la implantación de estos alojamientos turísticos, prohibiéndolos incluso en las zonas más tensionadas, a la vez que se crea un listado oficial de estas viviendas y su ubicación real en un portal municipal de acceso público.

Print Friendly, PDF & Email