Los socialistas, al conocer que un juzgado de la ciudad se ha hecho cargo de la investigación sobre el posible amaño de contratos, falsedad documental y prevaricación, ha decidido ejercer la acusación popular «para cerciorarnos que se tiene toda la información, defender los intereses de los malagueños e investigar el sobrecoste de hasta 12,5 millones en una obra que supuestamente era sencilla».

El PSOE se ha personado en la causa judicial abierta en el Juzgado de Instrucción número 7 que investiga irregularidades en la contratación de obras de aparcamientos de la sociedad municipal SMASSA. Así lo ha avanzado el portavoz socialista, Dani Pérez, acompañado de su grupo de concejales este viernes en la puerta de la Ciudad de la Justicia de Málaga, donde el PSOE ya atendió meses atrás porque también está personado en la causa iniciada por el Juzgado número 3 sobre un supuesto caso de acoso laboral.

«Les anunciamos la personación del PSOE a la causa que sabemos que está instruyéndose en estos juzgados a raíz de la falsificación de firmas, amaño de contratos y prevaricación que estaría investigando la política judicial», ha expresado Pérez, que ha explicado que el PSOE da este paso «por varios motivos. El primero de ellos para cerciorarnos de que la Policía y el juzgado tengan acceso a la información que le proveeremos y que nos ha servido para destapar este presunto caso de corrupción». En segundo lugar, «para ejercer fielmente la acusación popular en defensa de los intereses de los malagueños. Porque venimos del cierre en falso de esta trama de irregularidades que se destapó tras la denuncia del PSOE», en referencia a la contratación de trabajos del aparcamiento Pío Baroja, en los bajos del CEIP Valle-Inclán de Echevarría del Palo.

El grupo socialista ha investigado durante varios meses documentación y ha identificado «la falsificación de firmas a técnicos municipales, de la contratación a dedo de servicios y de procedimientos irregulares de contratación», sobre los que puso también en aviso un reciente informe de la secretaria de Pleno del Ayuntamiento de Málaga, habilitada nacional, solicitado por el grupo socialista. En el caso de las obras del aparcamiento de Pío Baroja «hablamos de un sobrecoste millones, de cuatro millones de euros», desde los 8,7 millones de euros que se presupuestaron inicialmente hasta los 12,5 millones de euros por los que actualmente va. El origen de las supuestas irregularidades se encuentra precisamente «en el supuesto amaño de contratos para justificar ese sobrecoste, porque se manipuló la firma de una funcionaria municipal», ya apartada de la dirección de la Oficina Técnica y que se negó a firmar «lo que le decía el gerente, que le obligó a cruzar líneas rojas que le hubieran llevado a la cárcel», ha explicado el líder socialista.

La investigación policial y la presión de los medios de comunicación han tenido como primera consecuencia «la dimisión por la puerta de atrás del que fuera jefe de obras, contratado a dedo por el gerente de SMASSA», Manuel Díaz Guirado, «para firmar lo que la funcionaria municipal no quería firmar. Este trabajador dimitido ha sido usado como cabeza de turco por el alcalde y el gerente de la SMASSA. Pero esto no debe quedar así y, por eso, nos personamos en la causa», ha explicado Dani Pérez.

«Hablamos de una trama que hacía y deshacía, que actuaba al margen de la ley, como si nada fuera a suceder. Hablamos de una sociedad donde, dice la concejala de Movilidad, la señora Trinidad Hernández, las irregularidades son costumbre. Yo diría más bien que las irregularidades son costumbre para el gerente y el alcalde de Málaga», ha sostenido Pérez ante los medios de comunicación en la puerta de los juzgados. De hecho, De la Torre «es el máximo responsable de lo ocurrido porque él es el presidente del Consejo de Administración. Y sabemos que miente a los malagueños cuando dijo que no estaba al tanto de lo que ocurría con la contratación en SMASSA. Él tenía conocimiento de que tanto Díaz Guirado como Hernández», gerente de la sociedad municipal de aparcamientos y la edil de Movilidad respectivamente, «habían testificado ante la UDEF de la Policía Nacional en los meses de febrero y marzo de este año».

Finalmente, Dani Pérez ha señalado «la falta de transparencia en SMASSA, promovida desde hace años por el gerente, Manuel Díaz, no por los trabajadores de la entidad que hacen bien su trabajo». Así que «nos vemos en la obligación de investigar y judicializar un tema que podría haberse visto en una comisión de investigación. Pero el PP no quiere transparencia. Algo tienen que ocultar», ha agregado el socialista. Pérez ha recordado que los socialistas han pedido además «que se aparte a Díaz Guirado de sus funciones como gerente, porque desde que está al frente de SMASSA las cosas no se hacen bien. No puede estar ni un minuto más al frente de esta empresa municipal», ha zanjado.

Print Friendly, PDF & Email